Food News Latam - Latinoamericanos evitan cada vez más el consumo de productos cárnicos altos en sodio

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Latinoamericanos evitan cada vez más el consumo de productos cárnicos altos en sodio

Cárnicos

La investigación de Kerry muestra que los consumidores evitan los ingredientes percibidos como perjudiciales para la salud. Los latinoamericanos están leyendo cada vez más etiquetas, y cuando se trata del consumo de productos cárnicos, están analizando mejor los ingredientes para evitar aquellos que perciben como perjudiciales para la salud.

Kerry, líder mundial en Taste & Nutrition, muestra en un estudio reciente realizado en América Latina que el 90 por ciento de los encuestados considera importante que los productos se elaboren con ingredientes aceptables (naturales o con sustancias orgánicas en la fórmula, además de frutas y verduras).

Brasil se encuentra entre los mayores consumidores de carne del mundo. Según una encuesta realizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD por sus siglas en inglés), los Estados Unidos lideraron el consumo de carne en 2017 con 98.6 kilos per cápita por año. Australia ocupó el segundo lugar (94.6 kilos por habitante) y los argentinos fueron terceros (88.7 kilos por habitante). Brasil se ubicó en el sexto lugar, con un consumo de 78.6 kilos per cápita y con preferencia por la carne de ave, siendo de 39.9 kilos por año per cápita.

En América Latina, el estudio de Kerry indica que la categoría de carne es la tercera más consumida, después de los productos lácteos y productos horneados. La encuesta reveló que el 88% de los entrevistados consumían productos cárnicos (calabrés, jamones y otras carnes procesadas) al menos una vez al mes, con una mayor frecuencia entre hombres y personas en el grupo de edad de 18 a 34 años. Y la búsqueda de calidad en estos alimentos también ha aumentado, lo que implica un verdadero estudio de las etiquetas.

La encuesta de Kerry también indica que el 49% de los latinos que leen la etiqueta de los productos revisan la cantidad de sodio y esto se convierte en el factor decisivo en el momento de la compra. Esto muestra la transformación en el consumo y el aumento en la demanda de comida saludable.

"La gente está cada vez más consciente y la industria está cambiando la forma en que ofrece opciones al consumidor. Para satisfacer esta demanda y permitir que los fabricantes de alimentos y bebidas les ofrezcan una mejor nutrición, pero sin perder el sabor, Kerry está investigando, desarrollando e introduciendo al mercado varias tecnologías y soluciones que permiten la producción de alimentos con un mayor contenido nutritivo o con propiedades antimicrobianas, por ejemplo.", comentó Alejandra Rullan, Directora de Nutrición de Kerry en América Latina.

Ante tantos cambios en el consumo, la industria está cambiando incluso la forma en que ofrece información sobre los alimentos, dejando las etiquetas más simples, con menos ingredientes y más comprensibles. Esta transformación es parte del concepto de Etiqueta Limpia. El término comúnmente utilizado en la industria, describe el deseo del consumidor de saber qué hay en sus alimentos, dónde se desarrolló y cómo se procesó. Pero hablar de Etiqueta Limpia también significa pensar en nutrición. El consumo de mejores productos nutricionales impacta nuestra salud.

Más calidad en productos cárnicos.

En la cartera de productos cárnicos, Kerry tiene varias tecnologías de Etiqueta Limpia disponibles, divididas en ingredientes fermentados, condensados ​​de humo y aromas naturales. La línea TasteSenseTM es un ejemplo: el modulador de sabor líquido y en polvo permite enmascarar notas amargas, optimizando el sabor. También aumenta la percepción de sal sin agregar sodio.

Además, Kerry ofrece una solución natural para brindar un sabor fresco, alineando la destilación avanzada, filtración y separación de sustancias buscando compuestos que acentúan este sabor. Además, pueden reemplazar los conservadores artificiales, ya que tienen un beneficio antimicrobiano.

La línea DurafreshTM, complementa el sabor de los alimentos e incluso actúa sobre las carnes como propiedades efectivas contra el moho, la levadura y las bacterias. La línea tolera los tratamientos térmicos y todo tipo de procesamiento y puede usarse en carnes, salsas, lácteos y sopas.

Otra solución desarrollada por Kerry es AccelTM, una solución compuesta por un apio fermentado (vegetal naturalmente rico en nitrato que después de la fermentación se transforma en nitritos) que ayuda en la conservación de la carne curada. La tecnología no interfiere en el sabor y tiene aplicación principalmente en embutidos curados, embutidos y jamones.

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN 

PAN z CON  

Nuevos Productos

 

kiwienzyme logo Beneo logo TextAd Logo 

Sensient logo 

doehler logo  Hawkins logo 

 

  

Logo

|