Food News Latam - Sostenibilidad y eficiencia para la palmicultura colombiana

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Sostenibilidad y eficiencia para la palmicultura colombiana

Colombia Bioseguridad

El encuentro dirigido a todos los palmicultores colombianos, destacó los mejores trabajos de investigación y extensión realizados por las plantaciones y plantas de beneficio del país, así como los avances de investigación y extensión de Cenipalma, aportando elementos clave para que esta agroindustria sea cada vez más competitiva y sostenible. Por primera vez se entregó el Premio al Mejor Palmicultor de pequeña escala de mejor eficiencia en la productividad durante 2018.

Con un éxito rotundo, la participación de 1055 asistentes, 63 conferencias y 67 conferencistas, la Corporación Centro de Investigación en Palma de Aceite, Cenipalma, con el apoyo de la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite, Fedepalma, culminó la XV Reunión Técnica Nacional de Palma de Aceite realizada recientemente en la sede de Neomundo, en la ciudad de Bucaramanga.

La versión décimoquinta de la Reunión Técnica Nacional de Palma de Aceite, considerado el evento académico nacional más representativo del sector palmero, dio a conocer, de primera mano, los trabajos de investigación aplicada más relevantes para la consolidación de esta agroindustria”, aseguró Alexandre Cooman, Director General de Cenipalma.

Precisó que se cumplieron los objetivos planteados de intercambio de información sobre las actividades desarrolladas por las plantaciones y plantas de beneficio e identificaron los resultados de sus proyectos de investigación e innovación en los diferentes procesos de la agroindustria para la producción de aceite, el uso de productos y subproductos, así como la Feria Expopalma cada vez muestra más expositores.

Reflexiones en torno al biodiésel

En su discurso de apertura al evento, el Presidente Ejecutivo de Fedepalma; Jens Mesa Dishington, exhortó a los palmicultores a seguirle apostándole a Cenipalma; y a Cenipalma, a esforzarse cada vez más por responder al compromiso y al apoyo que recibe del sector, indicando que su capacidad de innovación debe desplegarse para estar cada vez más cerca de los productores y así multiplicar las sinergias con los núcleos palmeros con una visión integral de la sostenibilidad del negocio.

Mesa Dishington fue enfático en compartir con la comunidad palmicultora sus reflexiones respecto a las medidas recientes en relación con la mezcla del biodiésel.

Se refirió al fuerte impacto de esta situación en diversos frentes de la economía palmera, entre los cuales enumeró la pérdida de oportunidades de venta en el mercado local, “que estimamos sea del orden de las 53.000 toneladas de menores ventas en el mercado doméstico, con una afectación del ingreso de los palmeros del orden de los 11,5 millones de dólares.

Dijo que si bien esta coyuntura representa un duro golpe para la palmicultura, también “invita a identificar aprendizajes que a futuro eviten que este tipo de situaciones vuelvan a ocurrir”.

Por último, subrayó que “desde el sector palmero se tiene la tranquilidad de que existe ya el área sembrada para abastecer una mezcla de B20 y en lo que corresponde al gremio seguiremos haciendo una evaluación completa del programa de biodiésel, de las medidas que se han adoptado y las que se requieren a futuro, de manera que podamos tener mayor certeza de que seguirá funcionando y evolucionando adecuadamente”.

Cenipalma y su papel en la generación de conocimiento

Alexandre Cooman, Director general de Cenipalma expresó que por espacio de casi 30 años, Cenipalma ha venido desempeñando un rol fundamental en la generación de conocimientos y tecnologías que aportan a la productividad y sostenibilidad de la palmicultura en Colombia y que son muchos los resultados para mostrar, particularmente aquellos que arrojan un retorno significativo de la inversión sectorial en investigación y extensión, como es el caso de las prácticas para enfrentar la Pudrición del cogollo, siendo otro ejemplo el desarrollo del regulador de crecimiento para los materiales híbridos denominado ácido naftalenacético (ANA) que permite incrementar la producción de aceite de los híbridos OxG en más de 30 %, pudiendo llegar a 10 toneladas de aceite por hectárea al año.

Expuso que en un escenario en el que los productores poco pueden incidir en los precios de los recursos que utilizan, la opción para reducir los costos de producción es lograr cultivos y plantas de beneficio de alto rendimiento, manejados con optimización de procesos.

Una agenda de alto nivel para tiempos difíciles

El Director General de Cenipalma precisó que la palmicultura colombiana actualmente enfrenta una difícil coyuntura económica, pero que es precisamente en estos momentos en que tiene tanto sentido un encuentro como la Reunión Técnica, porque hay que prepararse mejor, sin perder de vista que este es un negocio de largo aliento y se requiere persistencia y conocimiento.

En este sentido, el presidente Ejecutivo de Fedepalma, Jens Mesa Dishington, comentó que ya se empieza a dar un cambio en los fundamentales del mercado, “que llevarán a que hacia finales de 2019 se dé más claramente un aumento en los precios internacionales, derivado de un mayor aumento de la demanda en relación con su oferta y a la esperada reducción de inventarios, consolidándose así una nueva tendencia”.

Para Alexandre Cooman fueron tres días de una nutrida agenda, con presentaciones que mostraron posibilidades de mejoramiento en distintos aspectos del negocio. Cenipalma presentó cómo desde sus programas ha contribuido a cambios significativos en el ámbito productivo, partiendo de una visión general que se complementa con los avances frente a la problemática de la Pudrición del cogollo (PC) y otros temas críticos para la palmicultura, el fortalecimiento de los mecanismos de asistencia técnica e instrumentos innovadores para calcular los impactos ambientales de la producción de aceite de palma.

Desde Fedepalma se compartieron los principales elementos de la estrategia de sostenibilidad del sector palmero, complementada con la visión de núcleos palmeros emprendedores en cuanto a procesos de mejora productiva y también la importancia de la mentalidad empresarial a través de un conferencista internacional.

Se desarrollaron seis módulos temáticos. Cinco de ellos se enfocaron en prácticas para mejorar la eficiencia en distintos procesos: labores del cultivo; manejo y procesamiento de cultivares híbridos; nutrición y manejo del agua; manejo y control de enfermedades; y tecnologías en plantas de beneficio. De igual manera se presentó un módulo de sostenibilidad, tanto en cultivo como en plantas de beneficio, en el cual se desatacaron avances para la medición y el mejoramiento de las prácticas de sostenibilidad con enfoque integral.

Otro tema que fue de gran aceptación en la XV Reunión Técnica Nacional de Palma de Aceite fue el de formalización laboral. En este aspecto, se expusieron dos casos, uno de la empresa de Norte de Santander denominada Trabajo Seguro que acompaña a productores del departamento y de Colombia, dirigida por Maritza Camargo, quien contó que su experiencia comenzó con la empresa de su papá, palmicultor de Tibú, logrando que la tasa de accidentalidad laboral pasara de 90 % a 35 % en 121 trabajadores, gracias al acompañamiento que hizo Camargo.

Del mismo modo, Anny Hernández, de Aceites Morichal, en San Carlos de Guaroa, contó la experiencia de su extractora, la cual reúne a 25 pequeños productores, 16 de ellos menores de 50 hectáreas, quienes trabajan por adoptar la cultura de la formalización laboral con más de 116 trabajadores.

Pequeños palmicultores fueron los grandes protagonistas

Alexandre Cooman manifestó la importancia del lanzamiento del Premio al Mejor Productor de Pequeña Escala, un reconocimiento que busca destacar el trabajo de los productores catalogados como de pequeña escala (<50 hectáreas sembradas), los cuales representan más de 65 % del número total de las proveedores de fruto de palma de aceite.

Los productores fueron nominados por los núcleos u organizaciones a las cuales están integrados, y el proceso de selección fue realizado por un jurado multidisciplinario, el cual evaluó la producción promedio de sostenida, las mejores prácticas de manejo eficiente del cultivo y su trayectoria en el sector palmicultor, entre otras consideraciones dentro de los requisitos exigidos para ser postulado al Premio.

En esta ocasión fueron seleccionados dos productores por cada zona palmera: Norte, Central, Oriental y Suroccidental, quienes ocuparon el primer y segundo lugar.

Los ganadores fueron los siguientes: por Zona Norte, Lenis Sofía Marín De la Cruz, de Ciénaga, Magdalena; Productora del núcleo Palmaceite S.A. por la Zona Central; Roberto Ramos Remolina, productor del núcleo Palmicultores del Norte S.A.S. de Tibú, Norte de Santander; por Zona Oriental, Álvaro Gomez Maldonado, productor del núcleo Extractora Sur de Casanare del Municipio de Tauramena en Casanare; y por Zona Suroccidental, Julio Velásquez Pai, productor del núcleo Extractora Santa Fe, de Tumaco, Nariño.

Adicional a lo anterior se premió el segundo puesto de la siguiente manera: por Zona Norte, Adolfo Sepúlveda Durango, productor del núcleo Bioplanta palmera para el desarrollo BPD, del municipio de Mutatá, Antioquia; por Zona Central, Benjamín Cediel Tello, productor del núcleo Extractora San Fernando S.A. de San Vicente de Chucurí, Santander; por Zona Oriental: Cesar Augusto Gualteros, productor del núcleo Entrepalmas S.A.S. de San Martín, Meta; y de Zona Suroccidental, Carlos Olmedo Castro, productor del núcleo Palmas de Tumaco S.A.S. de Tumaco, Nariño.

Jorge Alonso Beltrán Giraldo, Director de Extensión de Cenipalma, fue el encargado de anunciar la entrega de la primera versión del Premio al productor de pequeña escala con mejor productividad.

Señaló que con este reconocimiento a los productores de pequeña escala, el propósito es incentivarlos para emprender una ruta, paso a paso, que partiendo del cierre de brechas tecnológicas los lleve hacia la producción de aceite de palma sostenible, al tiempo que invitó a los productores de mediana y gran escala a incrementar su productividad, logrando la rentabilidad y sostenibilidad del negocio, con el compromiso de nutrir personas y contribuir a un mejor planeta.

Las metas a alcanzar del sector palmicultor

Jens Mesa Dishington expresó que “la historia del desarrollo palmero en Colombia es muy distinta a la de otras latitudes, pues este es un país con recursos: tierra, agua y capital humano rural, para llevar a cabo una agricultura sostenible y por ello, hemos empezado la labor de posicionar la palmicultura colombiana como única y diferenciada”.

Los retos son grandes, según Alexandre Cooman “hay que seguir trabajando por mejorar el estatus fitosanitario, no solo desde la visión de la propia plantación sino teniendo en cuenta que las acciones para controlar las plagas y enfermedades de un productor tienen un impacto regional y sectorial”.

Dijo que “de otra parte está la adopción de las mejores prácticas agronómicas y en planta de beneficio. El sector cuenta con un conjunto amplio de prácticas disponibles para hacer más productivo el cultivo y la producción de aceite de palma, pero estas deben ser adoptadas masivamente y sobre todo, deben sostenerse en el tiempo”.

Así mismo, el presidente Ejecutivo de Fedepalma reveló que el reto de aumentar la eficiencia productiva sigue vigente. “En 2018 el sector palmero colombiano registró un rendimiento promedio nacional de 3,5 toneladas de CPO por hectárea, que nos ubica por debajo de Indonesia aunque por encima del promedio de América y levemente del rendimiento de Malasia, pero que está aún lejano de la meta sectorial de las 23 toneladas de fruto y las 5 toneladas de aceite por hectárea promedio país”.

Por último manifestó que “el sector palmero se ha puesto la meta de contar con 50 % de su producción de aceite de palma crudo verificada y/o certificada como sostenible a 2021 y de alcanzar 75 % a 2023; frente a esto es clave unir esfuerzos tanto para consolidar una oferta de aceite de palma sostenible como para dinamizar los mercados y que este esfuerzo se vea reflejado en unas mejores condiciones de comercialización y la generación de valor, que pueda ser compartido con las comunidades palmeras”.

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN 

PAN z CON  

Nuevos Productos

 

kiwienzyme logo 

Agropur Logo

Beneo logo Hawkins logo

 Sensient logo 

doehler logo     Logo

 

  

|