Food News Latam - Microorganismo marchita árboles de aguacate en seis días

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Microorganismo marchita árboles de aguacate en seis días

Colombia Agricultura

Un aislamiento de Phytophthora cinnamomi obtenido en una finca del Cauca demostró la mayor agresividad entre los 34 hallados en cultivos de 13 municipios de Risaralda, Valle del Cauca y Cauca. Tres casos se destacaron por su gran capacidad para colonizar e infectar el tejido de aguacate Hass: dos de los hallados en Cauca, en los municipios de Tambo (el más agresivo) y Cajibío, y otro encontrado en el Valle del Cauca, en el municipio de Dagua.

“Realizamos las pruebas con árboles de la variedad Hass por ser la más utilizada comercialmente y porque está reportada como el material más susceptible a la pudrición radical, explica Carol Julieth Marulanda Medina, magíster en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira, cuya investigación permitió caracterizar e identificar los aislamientos.

El aguacate Hass es la segunda fruta más exportada del país (la primera es el banano), con ventas que alcanzaron los 53 millones de dólares en 2017, cuando en 2010 esa cifra solo llegó a los 108.000 dólares, según Procolombia.

“En condiciones de humedad alta y mal drenaje es donde Phytophthora cinnamomi puede proliferar mejor; desde el suelo penetra en las raíces y va subiendo a través de los tejidos vasculares impidiendo la circulación de agua y nutrientes”, explica la magíster. En las pruebas, este microorganismo demostró capacidad de ocasionar, en una semana, el amarillamiento de las hojas, y finalmente la pudrición del árbol. Según estima la investigadora, en condiciones de invernadero Phytophthora cinnamomi puede generar la pérdida de entre el 30 y el 50 % de los árboles de un cultivo, y en campo puede ennegrecer las raíces de las plantas de cualquier edad.

Por otro lado, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) estima que en los últimos años este patógeno afectó el 46 % de los árboles de aguacate en los Montes de María, subregión del Caribe colombiano, provocando un enorme impacto en la producción de esta zona. Para enfrentar estas situaciones, los aislamientos obtenidos aportan a la creación de un banco de cepas patogénicas que permitirían desarrollar más investigaciones y pruebas en aras de identificar variedades de aguacate más tolerantes a la enfermedad.

Pudrición radical

La investigación se realizó en colaboración con Agrosavia, corporación que había identificado antes los puntos de mayor incidencia de la enfermedad de la “pudrición radical” del aguacate en el suroccidente colombiano. En 30 fincas, 10 por cada departamento, se tomaron muestras de suelo y raíces que se llevaron al Laboratorio de Fitopatología en el Centro de Investigación de Agrosavia en Palmira, en donde los aislamientos obtenidos se purificaron y caracterizaron. Por medio de observaciones macro y microscópicas se realizó la caracterización morfológica, teniendo en cuenta el crecimiento, la forma, la coloración y las estructuras reproductivas.

Además se realizó un estudio molecular para verificar que los aislamientos correspondieran a Phytophthora cinnamomi, utilizando técnicas como PCR (reacción en cadena de la polimerasa) y enzimas de restricción, que permitieron determinar el género y la especie.

“La técnica de las enzimas de restricción nos permitió evitar la secuenciación del ADN, que solo es posible enviando el material genético a países que cuenten con los equipos requeridos. Así, en una semana logramos obtener resultados confiables en cuanto a la caracterización molecular”, detalla la investigadora Marulanda sobre esta técnica, ampliamente utilizada en muchas áreas de la biología molecular.

Mejores patrones

Para mitigar el impacto de la pudrición radical en los aguacates, muchos productores comienzan por sembrar variedades resistentes, denominadas como “patrones”. Cuando se ha formado parte del tronco, se realiza un corte y es allí donde se injerta la copa de variedades comerciales. El objetivo de este procedimiento es evitar el contacto con el suelo de las variedades comerciales, muchas de las cuales son altamente vulnerables a la enfermedad.

En los árboles de la variedad Hass hicimos inoculaciones con micelio (estructura reproductiva) de los aislamientos en heridas de los tallos”, explica la magíster. En total se inocularon 120 árboles que se evaluaron durante quince días, observando el largo y ancho del tejido colonizado por el patógeno y la velocidad con que avanzaba la enfermedad. A partir de ello se determinaron los casos de mayor impacto en menor tiempo.

“El siguiente paso de la investigación es realizar pruebas de inoculación en diferentes patrones con los aislamientos más agresivos identificados. Así, se conocerán las variedades más tolerantes a la enfermedad y se promoverá su uso como patrones en los viveros productores”, concluye la investigadora.

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN

PAN  z CON  

Nuevos Productos - Articulos

 

kiwienzyme logo
Beneo logo  TextAd Logo
  Sensient logo
doehler logo     Hawkins logo
    
     Logo Wacker
  logo
Logo     
|