Food News Latam - Residuos de construcción podrían aprovecharse en agricultura

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Residuos de construcción podrían aprovecharse en agricultura

Colombia Agricultura

“El calcio se necesita en altas cantidades para plantaciones de tomate, berenjena y pimientos. Nuestra iniciativa busca que el producto se aproveche como base para fertilizantes que puedan ser usados en todo tipo de cultivos”, anunció Andrés Felipe Aguilar Rendón, estudiante de Ingeniería de Petróleos.

Para la propuesta, los estudiantes tuvieron en cuenta exclusivamente los concretos, dado que poseen una composición química similar a la de algunos fertilizantes, pues contienen nitrógeno, potasio, calcio, silicio y magnesio, entre otros macro y micronutrientes usados en la agricultura.

Según explicó Andrés Bedoya Henao, estudiante de Ingeniería Geológica, se tiene planeado establecer una criba en el municipio de Barbosa, a donde llegan todos los RCD del Valle de Aburrá. En esta se separaría el material grueso del finogranular, partículas menores a cuatro milímetros, que son las que se aprovechan realmente. “Los gruesos, que corresponden al 1 % de los residuos, generalmente se utilizan como agregados reciclados para nuevos concretos, pavimentos o rellenos; entonces en la planta de Barbosa separamos los materiales y el finogranular se lleva a una planta de beneficio en Bello, donde mediante un proceso bioquímico obtendríamos un concentrado mineral”, detalló.

En ese mismo sentido, Andrés Felipe Aguilar, precisó que el concentrado que proponen tiene una concentración de 30 % de calcio, 15 % de ácido cítrico, 4 % de fósforo y 1 % de nitrógeno; el 48 % restante es agua.  “Eso hace que sea útil para los cultivos, pero también es una base para otros fertilizantes de alta concentración que en el mercado tienen un precio medio de 50 mil pesos y que generalmente son importados. Otros con concentraciones parecidas tienen un precio aproximado de 30 mil”, agregó.

La idea, que espera apoyo de la industria para materializarse, representa no solo beneficio económico, sino ambiental. Utilizando únicamente un biorreactor pequeño para el proceso químico se aprovecharían 15 toneladas de material que en general se desperdician; además, el dióxido de carbono que se genera por la energía que consume la planta es equivalente, según los cálculos,  a 0.3 Kg. de CO2 por cada Kg. de concentrado mientras que en el mercado regular de producción de fertilizantes se generan alrededor de 3,5 Kg.

En Medellín se generan aproximadamente nueve mil toneladas diarias de residuos de construcción y demolición (RCD) que son desaprovechados y contaminan, lo que evidencia la pertinencia de esta iniciativa.

El proyecto de los universitarios tiene como trasfondo el trabajo desarrollado por la estudiante de doctorado Erika Mejía, pionera a nivel mundial en aprovechamiento de residuos de construcción para la agricultura.

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN 

PAN z CON  

Nuevos Productos

 

kiwienzyme logo Beneo logo TextAd Logo 

Sensient logo 

doehler logo  Hawkins logo 

 

  

Logo

|