Food News Latam - La correcta conservación de los huevos

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

La correcta conservación de los huevos

Control Calidad Internacional

Los huevos son un producto perecedero que sin duda deben ser beneficiados de  la refrigeración en términos de frescura y vida útil, el australiano Egg Corporation Limited (AECL) ha recordado a los consumidores algunos consejos. La calidad de disminuye con el tiempo y disminuye más rápidamente con temperaturas muy altas. A temperatura ambiente de 25ºC, el deterioro del grosor de la albúmina (medida en unidades Haugh) es relativamente rápida.

El aumento de la temperatura es el principal factor que afecta a la disminución de la altura de la albúmina, de acuerdo al profesor asociado Juliet Roberts de la Universidad de Nueva Inglaterra.

A cualquier temperatura dada, cuanto mayor sea la humedad, más lenta es la velocidad de pérdida de peso del huevo. En cualquier humedad dada, cuanto mayor sea la temperatura, mayor es la pérdida de peso del huevo.

Los agricultores de huevos que producen la gran mayoría de los huevos en Australia invierten importantes fondos que garantizan el cumplimiento de la cadena de frío en la cadena de suministro, hasta la entrega a los minoristas, mayoristas y empresas de servicio de alimentos.

El programa de garantía de calidad EggCorp estipula temperaturas máximas de almacenamiento de los huevos de granja. Según el Departamento de Industrias Primarias de Queensland, los huevos pueden perder tanta calidad en un día a temperatura ambiente como en 4 a 5 días en el refrigerador.

Los huevos frescos se pueden mantener refrigerados en su cartón durante 6 semanas a partir de la fecha en la que son comprados.

Los consumidores deben evitar dejar los huevos en lugares calientes y es recomendable guardarlos en su caja de cartón en la nevera. La caja proporciona protección contra daños, ralentiza la pérdida de humedad y ayuda a prevenir la absorción de olores de los alimentos con olor fuerte.

Lo aconsejable es consumir sólo aquellos que estén con su cáscara bien limpia (sin materia fecal) y nunca consumir los que se encuentren rotos, ya que si esta barrera de protección esta dañada, la entrada de gérmenes estará asegurada. Esto es muy importante tenerlo en cuenta, puesto que el huevo puede ser portador de gérmenes patógenos como salmonella (enteritidis), escherichia coli y estafilococos, cuyos principales síntomas en nuestro organismo son aquellos que afectan al tracto gastrointestinal.

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN 

PAN z CON  

Nuevos Productos

 

kiwienzyme logo 

Agropur Logo

Beneo logo Hawkins logo

 Sensient logo 

doehler logo     Logo

 

  

|