Food News Latam - Buenos consejos para las futuras mamás y su seguridad alimentaria

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Buenos consejos para las futuras mamás y su seguridad alimentaria

Control Calidad Internacional

Usted y su feto en crecimiento tienen un alto riesgo de padecer alguna enfermedad transmitida por los alimentos. Durante el embarazo el sistema inmunitario se altera y el sistema inmunitario del bebé por nacer no está lo suficientemente desarrollado, esto hace que sea más difícil para su cuerpo (y el del bebé ) defenderse de los microorganismos nocivos transmitidos por los alimentos.

Tanto para la madre como para el bebé, las enfermedades transmitidas por los alimentos pueden provocar problemas de salud graves, o incluso la muerte.

Una enfermedad transmitida por los alimentos aparece en personas que ingieren o beben microorganismos nocivos (bacterias, parásitos, virus) o contaminantes químicos que se encuentran en algunos alimentos o en el agua potable. Los síntomas varían, pero pueden incluir dolor estomacal, vómitos y/o diarrea, fiebre, dolor de cabeza o dolor corporal. A veces, es posible que no se sienta enferma, pero puede transmitir la enfermedad a su bebé por nacer, sin siquiera saberlo.

Foto: Maternidad FacilComo futura mamá, existen tres riesgos específicos de enfermedades transmitidas por los alimentos que debe tener presente: Listeria monocytogenes, Metilmercurio y Toxoplasma gondii.

El primero (Listeria monocytogenes) es una bacteria nociva que puede crecer a temperaturas de refrigeración donde la mayoría de las demás bacterias transmitidas por los alimentos, se encuentra en alimentos listos para consumir refrigerados, leche sin pasteurizar y productos lácteos. Para prevenir la enfermedad no coma salchichas ni fiambres, a menos que estén recalentados y bien calientes; no coma queso blando como Feta, Brie, Camembert, “queso blanco”, “queso fresco” y Panela a menos que la etiqueta indique que están procesados con leche pasteurizada; no beba leche cruda (sin pasteurizar) ni coma alimentos con leche sin pasteurizar.

El segundo (Metilmercurio) es un metal que se puede encontrar en ciertos pescados. A altos niveles, puede ser nocivo para el sistema nervioso en desarrollo de un bebé por nacer. Se encuentra en pescados grandes que viven durante más tiempo, como por ejemplo, tiburón, lofolátilo, caballa gigante y pez espada. Puede prevenir la enfermedad no consumiendo los pescados antes nombrados.

Comer otros pescados y mariscos cocidos no traerá problemas si se selecciona otra variedad de especies durante el embarazo o mientras una mujer está intentando quedar embarazada. Cinco de los pescados que se consumen con mayor frecuencia y que tienen un nivel bajo de mercurio son el camarón, el atún claro enlatado, el salmón, el abadejo y el siluro/bagre (Catfish). Otro pescado que se consume con frecuencia, el atún albacora o "blanco", contiene más mercurio que el atún claro enlatado.

Por último, Toxoplasma gondii, es un parásito nocivo. Causa una enfermedad llamada toxoplasmosis, que puede ser difícil de detectar. Se encuentra en la carne cruda de res y que no está bien cocida, frutas y verduras sin lavar, agua contaminada, tierra, cajas de arena higiénica del gato sucias y lugares a la intemperie donde se puedan encontrar heces de gato. Para prevenirlo cocine bien la carne de res y consulte las temperaturas adecuadas; evite cambiar la caja de arena higiénica del gato, si tiene que limpiarla usted lávese las manos con jabón y agua tibia después de hacerlo; use guantes cuando realice trabajos de jardinería.

La Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) recomienda seguir cuatro pasos para mantener su salud y la de su bebé. Al momento de limpiar: lávese las manos cuidadosamente con agua tibia y jabón; lávese las manos antes y después de manipular alimentos, y después de ir al baño, cambiar pañales o tocar mascotas; lave las tablas de cortar, los platos, los utensilios y las superficies de trabajo con agua caliente y jabón; enjuague bien las frutas y verduras crudas con agua corriente.

Cuando tenga que separar alimentos: separe la carne cruda de res, pollo, pescados y mariscos crudos de los alimentos listos para consumir; si es posible, use una tabla de cortar para carnes y mariscos, y otra para frutas y verduras frescas; coloque los alimentos cocidos en un plato limpio. Si pone alimentos cocidos en un plato sin lavar donde había algún tipo de carne cruda, las bacterias de los alimentos crudos pueden contaminar los alimentos cocidos.

Cocine bien los alimentos, use un termómetro para alimentos para tomar la temperatura y consulte los tiempos de cocción recomendados; mantenga los alimentos fuera de la zona de peligro, el rango de temperaturas que permite el crecimiento de las bacterias generalmente es entre 40° F y 140° F (4° C y 60° C); tire los alimentos que queden fuera del refrigerador a temperatura ambiente durante más de dos horas.

Por último, cuando tenga que enfriar los alimentos recuerde que su refrigerador debe indicar una temperatura de 40° F (4° C) o inferior, y el congelador debe estar a 0° F (-18° C); refrigere o congele los alimentos perecederos (alimentos que se pueden echar a perder o contaminar con bacterias si no se refrigeran); utilice los alimentos perecederos listos para consumir (lácteos, carne de res, pollo, pescados y mariscos) lo antes posible.

Obtenga más información consultando a un especialista, o puede visitar el Centro para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición Aplicada en www.fda.gov

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN 

PAN z CON  

Nuevos Productos

 

kiwienzyme logo
Beneo logo  TextAd Logo
  Sensient logo
doehler logo     Hawkins logo
    
  
Logo     
|