Food News Latam - La palma de América Latina toma grandes pasos hacia la sostenibilidad

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

La palma de América Latina toma grandes pasos hacia la sostenibilidad

Latinoamérica Agricultura Bioseguridad

La industria del aceite de palma en América Latina se está moviendo hacia un nuevo y más sostenible modelo de explotación, la expansión de su producción a las vitaminas y fitonutrientes, un hito histórico para una región que hasta ahora se ha mantenido en la extracción de petróleo crudo y productos primarios. Los principales productores latinoamericanos están liderando los esfuerzos para hacer de la sostenibilidad una prioridad y un modelo para preservar el medio ambiente y responder a la demanda mundial de bienes sostenibles.

En 2015, más de 440.000 toneladas de petróleo exportados por América Latina fueron certificados por la Mesa Redonda sobre Aceite de Palma Sostenible (RSPO), informa Andrea Carolina González Cárdenas, Director de Planificación y Desarrollo del Sector de la Federación Nacional de Productores de Palma de Aceite (Fedepalma) . Y la cifra crece a medida que las demandas del mercado mundial de los cultivos de semillas oleaginosas aumenta y cuya producción irresponsable en otras zonas del planeta ha tenido un efecto devastador en los ambientes tropicales.

El aceite de palma sigue siendo un ingrediente clave en miles de productos, desde pizza y pasta de chocolate para el champú y el lápiz labial. Millones de personas en todo el mundo dependen de el, y se espera que la demanda siga aumentando. El Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) estimó que la producción mundial de aceite de palma 2016/2017 será de 64,5 millones de toneladas, un 9,6% más que la temporada pasada.

Los países productores como Colombia y Honduras se preparan para responder a esta demanda y tomar medidas sustanciales hacia la sostenibilidad y diversificación: En Honduras la producción de fitonutrientes y vitaminas marca una ruta innovadora para multiplicar el valor de la producción ambientalmente sostenible del aceite de palma, mientras que Colombia se destaca como un ejemplo mundial de la sostenibilidad en la industria mundial.

Caso de Colombia. El país sigue siendo el primer productor de palma en las Américas y el cuarto en el mundo. Tiene cultivos en más de 120 municipios en un área de 500.000 hectáreas y una producción estimada de 1,3 millones de toneladas de petróleo.

El presidente de Fedepalma, Jens Mesa Dishington señala el caso de Grupo Daabon, ubicado en Santa Marta, que lidera el ranking de las 50 empresas petroleras de palma que implementan prácticas sostenibles en el mundo, como un ejemplo de éxito el de Colombia. "Con este reconocimiento, el Grupo ratifica su compromiso de hacer de su producción ambientalmente sostenible, socialmente responsable y económicamente rentable", dijo.

El logro posiciona a Colombia como un punto de referencia mundial en sostenibilidad, superando los mayores productores del mundo de aceite de palma. Los resultados de la clasificación se presentaron durante la duodécima reunión anual de la RSPO en 2015.
La evaluación se ha desarrollado utilizando la herramienta SPOTT, diseñado por la Sociedad Zoológica de Londres, un miembro activo de la RSPO. La herramienta evalúa más de 50 indicadores de transparencia y compromisos corporativos relacionados con los temas críticos de sostenibilidad, a través de siete categorías de mejores prácticas sociales y ambientales.

Daabon logró una calificación de 92.86%, superando los referentes ampliamente en todo el mundo como la multinacional Sime Darby de Malasia, el mayor productor de aceite de palma del mundo.

El 66,07% fue desarrollado utilizando la herramienta SPOTT, diseñado por la Sociedad Zoológica de Londres, una miembro activo de la RSPO. La herramienta evalúa más de 50 indicadores de transparencia y compromisos corporativos relacionados con los temas críticos de sostenibilidad, a través de siete categorías con las mejores prácticas.

Caso de Honduras: En este país la industria del petróleo está integrado en los programas de la RSPO y certificación ISCC y "no va a contratar a los productores de los nuevos cultivos que no cumplen con los requisitos de las políticas de sostenibilidad".

El Ministro de Agricultura de Honduras, Jacobo Paz, hace hincapié en que ya han informado a los compradores de aceite de palma sobre la formación del Comité Técnico de Certificación de la RSPO en Honduras y que la principal condición comercial para la venta de aceites de Honduras es el No a la deforestación y no explotación.

Héctor Castro, vicepresidente de la Asociación de Productores de Palma de Honduras, añade que el país también está promoviendo el Fondo Nacional de Sostenibilidad del Aceite de Palma, donde toda la fruta producida localmente debe contribuir al Fondo, "América Latina debe estar alineada a lo mismo. "Castro es también el director general de Biosa, Biocombustibles y Salud, SA, la primera empresa de América Latina en apostar a la producción de vitaminas y antioxidantes naturales derivados de la palma para prevenir las enfermedades no transmisibles (ENT) y cree que " las alianzas con la industria en América Latina son lo mejor para la sinergia de la iniciativa ".

La palma es uno de los productos vegetales que contienen más tocotrienoles y tocoferoles, una forma exclusiva de vitamina E, con grandes propiedades antioxidantes y protección cardiovascular.

"No sólo estamos hablando de beneficios de valor agregado, sino también garantizar una gestión ambiental más allá de las certificaciones, por lo que América Latina es un líder mundial en la producción de palma sostenible ", dijo el productor de palma hondureña. Las granjas de Honduras productoras de aceite de palma tienen un rendimiento de un 20% más en comparación con Colombia, convirtiéndose en el tercer lugar en el ranking de la producción de América Latina, después de Ecuador. 

En Ecuador los productores también hacen los preparativos para alinearse con la palma sostenible. Roberto Alzamora, presidente de la Asociación Nacional de Productores de palma de Ecuador (ANCUPA), señala que las exportaciones de los derivados de la palma en el Ecuador es del 69% y corresponde al aceite de palma crudo. "Es por eso que queremos desarrollar una oferta productiva con valor agregado", dijo. Recientemente, el Grupo Alzamora.
Ecuador es el segundo exportador de América Latina con 331.000 toneladas por año en curso. Y produce más de 300.000 toneladas para el consumo interno.

Una mayor competitividad. Su sostenibilidad, una huella de carbono positiva y ubicación geográfica, hacen al aceite de palma en América Latina un jugador fuerte frente a sus principales competidores mundiales, los asiáticos.

La palma en América Latina basa su competitividad en dos aspectos básicos: La siembra no ha significado la destrucción de los bosques primarios, la mayoría de las plantaciones se han reemplazado a las plantaciones existentes de banano, plátano, granos básicos y ganado. Y, la proximidad geográfica a los grandes mercados de consumo, tales como Estados Unidos, México y Canadá reduce sus costes en logística y tiempos de exportación.

Los datos Mundiales del Aceite de Palma por País, en toneladas son:
Indonesia: 35.000.000
Malasia: 20.000.000
Otros: 4,945,000
Tailandia: 2,300,000
Colombia: 1,280,000
Nigeria: 970.000
* TOTAL: 64500000
Fuente: Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).
* USDA estimación preliminar.

 

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN

PAN  z CON  

Nuevos Productos

logo RATIONAL small CMYK 300dpi

 

Logo IPI ACMI Logo 200px
Logo  
    
|