Food News Latam - Automotor transporta alimentos perecederos sin maltratarlos

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Automotor transporta alimentos perecederos sin maltratarlos

Colombia Procesos / Envases

Este vehículo, diseñado para movilizarse en zonas de cultivo, cuenta con una suspensión que evita que los impactos con alguna superficie afecten los alimentos que se transportan, como frutas y hortalizas. Este automotor sería útil para movilizar productos altamente perecederos como lulo, maracuyá y papaya, además de alimentos que se deterioran fácilmente, como el tomate y la cebolla. 

Según comentó el estudiante Santiago Robayo, de Ingeniería Agrícola de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), el diseño del vehículo SM1 resultó como una alternativa para afrontar la problemática de pérdida de comida por manipulación inadecuada.

Datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) confirman que en Colombia se pierde un tercio de la comida por malos manejos, lo que equivale a casi 9,7 millones de toneladas desperdiciadas al año.

Para disminuir esta cifra, y teniendo en cuenta que a muchas de las zonas de cultivo es difícil acceder por el estado del terreno, además del tamaño de los surcos, etc., se ideó este prototipo estilo furgón que aunque debe ser dirigido por una persona está respaldado por un motocultor o tractor con un eje que permite que se movilice autopropulsado.

“El vehículo tiene la capacidad de moverse por sí mismo por medio del motocultor que le da la capacidad de empuje para que la persona no deba cargar el peso de los productos”, detalla el estudiante Robayo.

El motocultor iría enganchado por una banda de tiro al vehículo, que cuenta con una suspensión similar a la de los vehículos utilitarios todo terreno, con el fin de que cuando impacte con alguna superficie como un hueco, una roca o un bache, no transfiera toda esa energía al producto para que este no se maltrate. En el diseño también se proponen ciertas variantes y especificaciones según el producto que se vaya a transportar, ya que no todos se cosechan de la misma forma e incluso varían el terreno y el clima.

Para cargar fresas, por ejemplo, el diseño dentro del vagón se podría modificar con unos “emparrillados” ubicados a determinadas alturas. Las fresas se irían ubicando hasta alcanzar el tope de la primera parrilla y luego se pondrían sobre la siguiente, evitando que todo el peso de la fruta ejerza fuerza sobre las que están más abajo y provoquen su deterioro.

En caso de que se requiera transportar otra fruta, como por ejemplo mango, es necesario tener en cuenta que este debe ser refrigerado para garantizar su calidad, por lo que el vagón se podría llenar de agua para meter allí las frutas y trasladarlas. En el diseño del vehículo también participó el estudiante Mateo Bueno Aranzazu, de Ingeniería Agrícola de la U.N., quien estima que el furgón permite cargar hasta un metro cúbico, según la fruta que se esté transportando.

En el diseño se hicieron curvas en la parte de abajo del vehículo para permitir que la distribución del peso sea más eficaz. Sin embargo, según el producto, también se considera que el vagón sea completamente rectangular. “Por su versatilidad, esta herramienta podría serle muy útil a los agricultores, pues les permitiría colectar el producto e inmediatamente transportarlo hasta el centro de acopio, disminuyendo el esfuerzo físico y el tiempo que se tarda en esta tarea, sin descuidar la calidad de su cosecha”, concluyó el estudiante Robayo.

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN

PAN  z CON  

Nuevos Productos

|