Food News Latam - La producción de carne bovina tiene un gran potencial de demanda

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

La producción de carne bovina tiene un gran potencial de demanda

Latinoamérica Cárnicos

Se espera que entre 2017 y 2025 Argentina, Uruguay y Brasil alcancen un crecimiento de 12,8 % en la producción de carne de vacuno de ALC. Asimismo, se prevé que en el corto plazo la ganadería de América Latina se beneficiará de las sanciones impuestas a Rusia, que reducen las exportaciones de carne a ese país desde Estados Unidos, Noruega, Canadá, Australia, la Unión Europea (UE) y Nueva Zelanda.

Las exportaciones de carne de cerdo realizadas desde Brasil a Rusia son un ejemplo de tal beneficio, ya que después de que Rusia prohibió las importaciones de cerdo de la UE en 2014, dicho país suramericano cubrió cerca del 89 % de todas las importaciones de este tipo de carne efectuadas por Rusia en 2016 (Vanderberg 2016).

Un crecimiento del 13 % previsto en la producción brasileña de carne de bovino entre 2016 y 2025 permitirá un aumento de 19 % en sus exportaciones, pero solo un pequeño incremento del 2,6 % en el consumo per cápita (cuadro 4). El crecimiento de la producción estará respaldado por las escasas inversiones subvencionadas por el Gobierno en materia de genética, pastos, maquinaria, capacidad de almacenamiento en frío y otros programas gubernamentales, que no necesariamente favorecerán la expansión de la producción o beneficiarán a los más pobres. Se espera que en Argentina la eliminación de las restricciones a la exportación de carne vacuna aumente las exportaciones del país en casi 140 % para 2025 con respecto a 2016.

En la actualidad los mayores retos por superar son lograr la eficiencia en la producción y emplear tecnologías, la gestión y la genética para aumentar la producción de carne por unidad de producto (inventario de ganado, pienso o acres de tierra). Además, los brotes de enfermedades como la fiebre aftosa seguirán impidiendo la exportación de carne de bovino de América del Sur (como vacunos vivos), que es fundamental para el crecimiento de la producción nacional. La producción sostenible de carne de vacuno, que no afecta el medioambiente (en particular las selvas amazónicas de Brasil), constituye también un desafío importante. Las mismas dificultades que se presentan en los Estados Unidos, como las relacionadas con el bienestar animal, la calidad del producto final, la palatabilidad, la trazabilidad y la comunicación entre los segmentos de la industria, se enfrentan en ALC, a fin de lograr el crecimiento de la industria ganadera. Otros retos por superar serán los relativos a los costos crecientes de la tierra, el trabajo y los recursos naturales.

Otros países de la región competirán por el predominio que Brasil tiene sobre la producción de carne de cerdo en ALC. Aunque se espera que en dicho país esta producción crezca 18 % entre 2016 y 2025, también se cree que en ALC tal aumento alcanzará un promedio de alrededor de 14 % en ese mismo período, liderado principalmente por Argentina, México y Chile (cuadro).
En la última década la producción de aves de corral de ALC se duplicó, pero se prevé que en la próxima década crecerá solo 16 % (cuadro). Se cree que las exportaciones de estas aves aumentarán en la región, duplicando la tasa de aumento de la producción, lo que permitiría un incremento en el consumo per cápita de 4,5 % en 2025.

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN

PAN  z CON  

Nuevos Productos

|